El 14 de Abril se cumple 1 año de esta tragedia que conmocionó a toda nuestra tierra, desde entonces siete familias esperan explicaciones para conocer qué ocurrió en realidad y buscar responsables tras el derrumbe del edificio en Los Cristianos.

Todo aconteció cuando el edificio Julián José de Los Cristianos de derrumbó a las 9.31 horas. Fue un colapso súbito y demasiado rápido como para poder hacer nada. En tan solo segundos se desplomaron todas las plantas del inmueble costándole la vida a 7 personas, un desastre que costará olvidar en la memoria de Canarias.

Según fuentes oficiales, todo apunta como factor más probable de la tragedia a unas obras realizadas por la entidad bancaria Banesto entre los años 2001 y 2002. Según información expuesta en otros medios locales, el perito informó a la juez que la entidad bancaria se limitó a tapar las grietas del edificio superficialmente, pero sin indagar en las causas que las produjeron, al poco tiempo esta entidad abandonó el local para instalarse en otro muy próximo al derrumbe.

Desde ese momento el local estuvo cerrado durante 12 años, no fue hasta el 2016 cuando su nuevo propietario decidió acometer unas obras en su interior para abrir allí una nueva perfumería causando la citada tragedia.

Este era un edificio bastante antiguo construido en 1972 de cinco plantas, el día de la tragedia dormían en su interior 28 inquilinos. Esa misma mañana a las 9.31, fue el momento en que el edificio Julián José, ubicado en el número 12 de la calle de Amalia Alayón, se desplomó en segundo segando la vida de 7 personas.

Siete personas perdieron la vida, tres de nacionalidad española, dos italiana, una marroquí y una finlandesa. Hicieron falta tres días para rescatar de su interior los cuerpos de todas las víctimas que estaban dentro.

Saddik Barba fue de los afortunados, este hombre vivió en el edificio hasta cinco días antes de que sucediera la tragedia. Asegura que en el edificio, donde ya no se sentía cómodo ni seguro, eran evidentes las grietas y el mal estado de la infraestructura sin que nadie hiciera nada por arreglar la situación.

Este artículo es un homenaje a todas las personas que durante 3 días no descansaron hasta rescatar a las personas con vida y los cuerpos de los fallecidos, y un recuerdo para esas personas que perdieron la vida en esta tragedia que esperemos, nunca más se repita.