La imagen hoy publicada por el diario ABC es directamente para llorar, en la fotografía sale un fosa común de donde hay enterrados canarios que fundaron la ciudad de San Antonio en el estado estadounidense de Texas. En la imagen se puede ver señalizaciones en rojo que indican restos humanos. En esta fosa común descansan los restos de los fundadores canarios de la ciudad, su estado es un atentado histórico, es deplorable.

Desde el año 1808 a 1860 hasta 3.000 personas fueron enterradas en estos terrenos por los sacerdotes de la iglesia parroquial que ahora es la Catedral de San Fernando. Entre ellos estaban isleños procedentes de Lanzarote, Tenerife, La Gomera y Gran Canaria.

Los terrenos fueron vendidos aun a sabiendas de que existían restos humanos, se hicieron obras en la zona y con la lluvia han salido al aire libre. Por el momento se han paralizado la obras, a la espera de escuchar a los descendientes de los canarios.

No hay que olvidar que los canarios llegaron a una zona donde había presencia principalmente india americana, aún sabiendo el peligro que tenían, decidieron establecerse luchando contra mil problemas que les surgieron en una zona muy peligrosa.

Esta ciudad era un oasis que, en un espacio árido, se convirtió en un punto de paso obligado por las expediciones españolas con el tiempo. Fue aquí donde el gobernador Domingo Terán de los Ríos, acompañado de soldados y sacerdotes, acampó en junio de 1691. La llegada de catorce familias de las islas Canarias en el año 1731 introdujo una nueva comunidad dinámica que consiguió asentar la zona para futuras expediciones españolas.

Esta tierra para los canarios tenía gran riesgo de ataques por parte de los indios americanos, los canarios ocuparon ese espacio para el pastoreo y la agricultura a pesar de la lucha diaria que tenían, así que esta estatua homenajea a estos canarios que tanto lucharon lejos de tierra.