El que fuera uno de los proyectos estrella del Cabildo de Tenerife, está hoy en día en total abandono y como pueden ver en la imagen, un solar sin nada construido. La consejera insular de Deportes del Cabildo de Tenerife decía estas palabras hace prácticamente hace un año: “Esto no es solo una obra”, sino que “se materializa un sueño” que pronto será realidad. Pues de realidad absolutamente nada.

La inversión privada que estaba presupuestada era de más de 38.800.000 euros a cargo de la empresa Onda Rossa, con un plazo de ejecución de 21 meses. Pero a día de hoy lo que parece que se ha hecho en 1 año es simplemente despejar algo el solar. El circuito de velocidad de Tenerife es una pesadilla que dura ya 50 años y que tiene frustrados y encendidos a los aficionados del motor en Tenerife, con una sensación de tomadura de pelo histórica.

Fotografía actual del estado del circuito

El circuito del motor, en el olvido un año después de su primera piedra / El Día

Recreación área del circuito

Vídeo de todo el proyecto