Ayer viernes se produjo un coche de un ferry de la Naviera Armas que por un fallo eléctrico quedo la embarcación sin gobierno quedándose a la deriva y posteriormente chocando contra uno de los muelles del puerto de Las Palmas de Gran Canaria donde se produjo la rotura de un buen trozo de muro y las tuberías que por su interior circulan para abastecer a los buques en el muelle, esta rotura ha generado un derrame de combustible que se extiende más de 3 kilómetros. Varias unidades aéreas y buques de Salvamento Marítimo están haciendo labores para controlar su deriva hacia la parte sur de Gran Canaria.

Tras el impacto contra el muelle y viendo que se estaba produciendo un derrame el Gobierno de Canarias declaro formalmente una emergencia por riesgo de contaminación marina y motivo totalmente la paralización de la desaladora de Jinamar.

La extensión del derrame de fuel es de más de 3 kilómetros de largo por medio de ancho, con una cobertura del 44% se dispersó irregularmente por toda el agua, según ha informado Salvamento Marítimo. Todos los estudios e inspecciones realizados confirman que la macha va a la deriva hacia el sur de la isla.

Vídeo del accidente.