El buque británico “Cheshire” sigue dando tumbos por el mar, sigue a la deriva con su incendio y se resiste a terminar hundido, está a unas 60 millas al sur de Gran Canaria frente al Sáhara, en sus bodegas hay toneladas de fertilizante, cuya base es nitrato de amonio, este buque tiene 189 metros de eslora y está emitiendo gases muy contaminantes.

Todavía sigue y flote y no se ha hundido, sus 24 tripulantes fueron evacuados por Salvamento Marítimo, cuando el buque se encontraba a 60 millas de la localidad de Arguineguín en la isla de Gran Canaria.

Esta es la ruta del barco dando tumbos por el mar 

Salvamento Marítimo vigila el buque de cerca, el incendio no ha parado y el humo es anaranjado. El buque de Salvamento Marítimo ha adoptado medidas de protección para no verse afectado por la nube tóxica que sale del del incendio del carguero.