El Cabildo de Tenerife anunció el cierre de la piscifactoría de Aguamansa el 22 septiembre tras una inspección de Salud Pública. Sanidad dio órdenes para que se dejara de verter agua de los estanques de cría de truchas al Canal del Norte y el Cabildo de Tenerife anunció el cierre definitivo de la instalación de Aguamansa. Pero para nada pensaron en los animales que dejaron agonizando sin ninguna solución. Así desconectaron el agua de la piscina del Canal del Norte, canal que por cierto es de agua para el consumo humano.

Pero la controversia está servida parece que presuntamente se contaminaron aguas con antibióticos suministrados a los peces y que luego fueron directamente el Canal del Norte, que abastece de agua a la población de Santa Cruz de Tenerife y parte de La Laguna contaminando así el agua de los ciudadanos. Lo que ha provocado el cierre inmediato de las instalaciones. Ahora sabemos que el Cabildo ya tenia un informe técnico desde el 12 de julio de 2017 donde explica todas las irregularidades que a continuación le explicamos, fue realizado por el Área de Sostenibilidad, Medio Ambiente, Aguas y Seguridad del Cabildo de Tenerife.

INFORME SOBRE LA PISCIFACTORÍA DE AGUAMANSA, LA OROTAVA, GESTIONADA POR EL SERVICIO FORESTAL   19 de julio 2017

En días pasados se me realizó consulta sobre determinados aspectos de la explotación de truchas de Aguamansa en La Orotava, gestionada por el Servicio Forestal del Área de Medioambiente, en donde se exponían los problemas de producción por patógenos y las soluciones adoptadas.

Una vez recabados todos los aspectos de exploración se detectan muchos problemas graves en la gestión. distintos a los problemas de producción, que por la importancia que revisten cumplo en poner en su conocimiento a fin de que adopte las medidas que considere más oportunas:

1- Las explotaciones ganaderas han de tener nombrado un veterinario oficial de la explotación, responsable al menos de la gestión sanitaria y medicamentos de la producción.

2- Los tratamientos empleados en la producción deben estar avalados por profesional veterinario, siendo ético que sean distintos el veterinario prescriptor y el técnico veterinario contratado por el fabricante del producto.

3- El venida de las aguas con excrementos al canal del norte es un gravísimo problema de salud de las personas y por tanto de salud pública, con las comprometidísimas consecuencias que conllevan.

4- Los problemas anteriores se han visto agravados con el uso de antibióticos (derivados del cloranfenicol, antibiótico en total desuso en humanos, para la corrección de problemas patológicos en las peces, lo que agrava aún más si cabe la situación.

5- El sistema de destrucción de los cadáveres empleados es ilegal y supone un grave problema de salud pública en general, así como de gestión de residuos.

6- La comercialización de los productos de la explotación está sujeta al control veterinario/sanitario por ser un alimento, siendo el incumplimiento de este trámite una grave infracción.

A tenor de lo anterior, la única propuesta que cabe, hasta que todos los aspectos relatados sean corregidos, es la eliminación de los ejemplares aún presentes por medio de gestor autorizado, la limpieza exhaustiva de la instalación y la destrucción por gestor, igualmente autorizado. de los residuos aún presentes, como piensos medicados o medicamentos.

Imagen del informe técnico con fecha del 19 de julio

Por otro lado al cortar el agua, dejaron a los peces agonizando horas hasta que murieron, sin ninguna duda una gestión totalmente penosa, y que por estos hechos nadie ha dimitido.

Mensaje de las redes sociales que rápidamente se ha viralizado.

Imágenes de la piscifactoría 

Fotografía de los peces agonizando

Vídeo de los peces agonizando