El Cabildo de Tenerife no se da por vencido y pone como objetivo irrenunciable la ejecución del Circuito de Velocidad de Tenerife, las obras en teoría ya deberían de estar en funcionamiento pero a día de hoy no hay absolutamente nada, como se puede observar en la siguiente fotografía.

Así están los terrenos a día de hoy

En estos momentos el Cabildo de Tenerife está valorando alternativas para poder retomar las obras lo antes posible, según la actuan concesionaria AXIA-Onda Rossa tienen problemas económicos que no permiten continuar con el proyecto. Esta empresa concesionaria está obligada a poner de financiación fondos privados a través de contrato de concesión de 23,6 millones de euros, aunque la empresa iba a poner 38.8 millones que tenían previstos.

El Cabildo de Tenerife ante esta lamentable situación está buscando una solución con un cronograma de actuaciones para recuperar, en la medida de lo posible, el tiempo perdido. Parece que el Circuito de Velocidad de Tenerife tiene todas las papeletas para convertirse en un buen culebrón durante años.