El barco de carácter humanitario Aquarius, perteneciente a la ONG “SOS Méditerranée” que cuenta con apoyo de “Médicos Sin Fronteras”, ha salido hoy poco después del medio día del puerto de Valencia. ¿Su destino? El Mediterráneo, a las aguas internacionales frente a la costa de Libia y Sicilia, para continuar recepcionando a todos los inmigrantes que zarpan desde las costas del norte de África, más concretamente desde las de Libia.

Según afirman fuentes de la tripulación, la salida de personas desde las costas africanas no cesan, así que su misión de salvar a toda aquella persona que se lance al Mediterráneo huyendo de la guerra o la miseria sigue más vigente que nunca.