El bono de residente canario destinado a reducir el coste del billete de la guagua, comenzará a funcionar en septiembre, ha informado hoy el consejero de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, Pablo Rodríguez.

Pablo Rodríguez, tras reunirse con el presidente de la Federación Canaria de Islas (Fecai), Carlos Alonso, y con representantes de los siete cabildos, no ha precisado cuánto costará el bono, que variará de una isla a otra, si bien ha informado de que se tratará de un título de transporte con el que se podrá viajar un mes.

Con el bono se podrá acceder a “unos precios mucho más beneficiosos para el pasajero”, ha asegurado Rodríguez, quien ha señalado que los objetivos son diferentes según la isla.

Ha explicado que el precio del bono no será igual en todas las islas porque “el coste kilométrico es distinto”, aunque la rebaja será la misma en cómputos globales.

A este fin el Gobierno canario destinará con carácter plurianual 30 millones de euros al año en total, de ellos 20 están incorporados a través de los Presupuestos Generales del Estado, y 10 provienen de fondos propios de la Comunidad Autónoma.

El reparto de la financiación prevista se realizará vinculado a la población, de esta forma, proponen que el 40% de los fondos sea para Tenerife, el otro 40% para Gran Canaria y lo que falta hasta llegar al 100% para el resto de islas.

Aunque no hay un estudio que prevea cómo influirá el bono de residente canario en el aumento de pasajeros, ha recordado que el bono que se implementó en el norte de Tenerife supuso un 8% de incremento de usuarios.

A su juicio, una buena política tarifaria también incide en que muchas más personas utilicen la guagua, si bien “no es lo único” y son muchas medidas las que hay que implementar para que la movilidad sostenible sea cada vez más efectiva y los problemas de congestión, que no depende solo de construir más carreteras, se resuelvan.

En la reunión con la Fecai se ha acordado que una comisión técnica empiece a trabajar a partir de la próxima semana para que en septiembre esté disponible el bono de residente canario.

El presidente de la Fecai, Carlos Alonso, ha destacado que la implantación de este bono va a permitir una reducción del precio del transporte público para los residentes y, de esa manera, contribuir a uno de los problemas más importantes que hay en las islas y que tiene que ver con el tráfico por carretera.

Carlos Alonso ha valorado que se trate de una política de carácter plurianual y no sea solo momentánea y la predisposición del Gobierno de aportar 10 millones de recursos propios al tratarse de que “es algo que no es estrictamente de su competencia”.

Sobre el reparto de los fondos, el también presidente del Cabildo de Tenerife ha dicho que no percibe discrepancias sobre que las dos islas más pobladas reciban el 80% de la financiación.

Según Alonso, la preocupación de los cabildos está en ver cómo se articula el bono de residente canario en cada una de las islas en sintonía con la política tarifaria que cada uno tiene.

De cara a futuro el objetivo es que una persona que, por ejemplo, viaje de Lanzarote a Tenerife pueda utilizar el bono en ambas islas, ha indicado el presidente.

Por el momento no es posible puesto que cada cabildo tiene un sistema de transporte público con tarifas y sistema de pago diferente.