Hoy les traemos un articulo de una de las zonas más enigmáticas de la isla de Tenerife. Esta es una localización que no deja a nadie indiferente. Muchos son los turistas e investigadores que se atreven a entrar en la zona de este gigante de la naturaleza en busca de respuestas, que deja una profunda huella de curiosidad y que gente con mucho atrevimiento para atravesar el Barranco del misterio.

ANTIGUAS VIAS UTILIZADAS POR LOS MINEROS DEL BARRANCO DE BADAJOZ

Este lugar es sin duda una visita obligada para los amantes del misterio y lo paranormal.Se encuentra en el termino municipal de Güimar. Su nombre proviene del conquistador castellano Juan de Badajoz, quien recibió tierras en esta zona tras la conquista de la isla a finales del siglo XV. Los aborígenes guanches nombraban a esta zona Chamoco, término con el que se ha seguido denominando por los naturales del lugar. Se han encontrado muchos restos arqueológicos entre ellos varias momias, lo que da a entender que era una zona bastante frecuentada por lo aborígenes.

Más actualmente, el Barranco se convirtió en tierra de pastoreo y minería para la extracción de agua, es por ello que cuenta con siete minas, Acaymo, El Almagre, Chamoco, Aceviñó, Nuestra Señora Del Socorro, El cañizo, y Izaña, contando todas ellas con una longitud de 15.000 metros aproximadamente.

Tras haber contado un poco de su historia vamos adentrarnos un poco en sus casos más extraños, aunque son innumerables con la cantidad de apariciones, seres de luz, ovnis y toda clase de fenómenos.

El primer suceso conocido que tuvo lugar en el Barranco transcurrió en el año 1905, y fue el caso que se conoció como “La niña de las Peras”. Cuenta la leyenda que unos padres mandaron a su hija a recoger algo de fruta, la niña aplicada y obediente, y como bien tenía por costumbre acudió a recoger la fruta como prácticamente hacía casi todos los días. Pero ese día fue diferente, los padres impacientes tras la larga espera, marcharon a buscarla al anochecer junto a varios vecinos, pero su niña no apareció, por más que buscaron nunca la encontraron, parecía que se la hubiera tragado la tierra. Cuenta la leyenda que después de aproximadamente 20 años, la niña volvió a casa con la cesta llena de fruta, como si tan solo hubiera desaparecido unos minutos, con el mismo aspecto y con la misma sonrisa pícara con la que desapareció.

Los padres ya mayores y castigados por el paso del tiempo, la miraban totalmente desconcertados durante varios minutos, hasta que casi al unísono la preguntaron… ¿Dónde has estado pequeña? La niña les contó que mientras recogía las peras, un señor muy alto y vestido de blanco la llamó, y la llevó hasta el interior de una cueva, y que desde allí bajaron de la mano por una escalera hasta un jardín donde había muchos más señores como él. La niña les contó que había estado jugando con ellos, hasta que el señor que la bajó al jardín, la acompañó de nuevo hasta el peral donde estaba recogiendo la fruta.

EXTRAÑO SER FOTOGRAFIADO EN EL BARRANCO

Contaban los más viejos que siete años más tarde, allá por el 1912, dos de los mineros que se encontraban trabajando en las galerías de agua del barranco, hallaron al derribar un muro, un angosto pasadizo que conducía a una amplia cámara, en ella tres seres luminosos de gran estatura y con ropajes totalmente blancos. Dicen los que lo contaban, que los dos mineros corrieron despavoridos a través de las galerías en busca de ayuda, y que cuando finalmente la encontraron volvieron envalentonados con una docena de mineros, pero a su vuelta solo encontraron oscuridad y un habitáculo vacío.

Más actualmente, y adelantándonos en el tiempo hasta el 28 de Julio de 1991, damos con un montañero que encuentra una empuñadura con la imagen de un ser alado, ser alado que sin duda podría pertenecer a los nazis, puesto que muchas lenguas comentan que estuvieron en el “Barranco de Badajoz”, llevando a cabo una de las tantas búsquedas secretas, y no tan secretas que estos tenían por medio del departamento de arqueología de las SS, y siempre motivados hacía el encuentro de una raza superior, e incluso hacia el descubrimiento de objetos de poder tales como el santo grial o el arca de la alianza.

EMPUÑADURA SER ALADO

Ya en 2005, nos encontramos con la que es posiblemente la foto más misteriosa realizada en el Barranco. Tres investigadores promovidos por todo lo que se estaba originando en torno al barranco en los últimos años, deciden hacer una expedición de noche a través del enigmático Barranco. Mochilas a la espalda, cámara colgada al cuello y linterna en la mano parten en busca de lo desconocido, tras descender varios metros a través de un sendero, sienten como algo ronda por encima de sus cabezas, tienen una sensación amarga y angustiosa, presos del miedo y con la única y escasa luz de sus tímidas linternas, el pánico se acentúa, el terror se apodera de ellos, comienzan a escuchar graznidos, el aleteo de enormes aves revoloteando por encima de sus cabezas, apretando el paso y devorados por lo desconocido, el fotógrafo Teyo Bermejo tira unas cuantas fotos por encima de su cabeza, mientras se apresuran a refugiarse. El resultado una foto de lo más siniestra, juzguen ustedes mismos…

FOTO TOMADA POR TEYO BERMEJO

Sin lugar a dudas unos de los sitio como podrán comprobar uno de los sitios más misteriosos de la isla de Tenerife con diferencia, el cual a aparecido en diversos programas de televisión. Un sitio de visita obligada.