Nuestras redes sociales

Curiosidades

El antes y el después del famoso vídeo del ascensor que está dando la vuelta al mundo

Publicado

hace

Es totalmente normal que cuando las personas entra a un ascensor siempre tienen que tener presente que dentro hay cámaras de seguridad, por si acaso se quedan encerrados en él. Esto les permite monitorear el estado en el que se encuentran los usuarios que quedaron atrapados dentro, mientras llegas los bomberos para sacarlos de ahí.

Es algo que se ha convertido en una norma de seguridad, no solo para saber como se encuentras las personas atrapadas en caso de que el ascensor se descomponga, sino también para verificar si algún ladrón esta atracando a las personas dentro y atraparlos posteriormente. Ahora bien, en este sentido les traemos un vídeo que se ha viralizado muy rápido en las redes sociales, el cual a través de la cámara que se encontraba en el ascensor se pudo captar a una pareja que entro en él, dándole rienda suelta a su amor.

Esto ocurrió en la ciudad de Las Vegas, Estados Unidos. Lo cómico o gracioso de esto es que se puede ver a la pareja que entra y comienza a hacerse cariñ0s un poco subidos de tono y no se percataron que la cámara los estaba grabando.

Ellos decidieron comenzar a darle rienda a sus baj0s instint0s. La chica comenzó a ponerle su traser0 a su compañero y moverse de una manera s3nsual, por su parte el hombre comienza a tomarla por sus partes. El ascensor abre las puertas y la pareja sale del lugar con la intensión, lo creemos así, de terminar lo que empezaron.

En realidad no sabemos que hicieron y como lo hicieron, lo cierto de todo es que al cabo de varios minutos, la chica entra nuevamente al ascensor. Pero esta ve tan feliz y tan animada como entro en compañía de su pareja. A juzgar por la cara de dolor que la chica refleja, se puede sacar como conclusión que el encuentro fue un poco rudo, porque salió adolorada. Su cara muestra, el intenso dolor que tiene en su vientre, lo que llamo mucho la atención de todos los usuarios de las redes sociales, quienes expresaron comentarios como. ¡Toma lo tuyo!, eso no era lo que estabas buscando, no te quejes ahora, entre otros.

Continuar leyendo
Publicidad
Haz click para comentar

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Canarias

¿Sabías que los canarios componen cada año una nueva canción gracias a esto?

Publicado

hace

Por

El pájaro canario cambia de timbre de canto en invierno. Se viene abajo. Se pone triste. ¿Cambio de ánimos? Sí. Es uno de los descubrimientos que unos científicos norteamericanos han constatado al analizar su comportamiento.

No hay que olvidar que es un símbolo institucional reconocido por el Gobierno de Canarias. Y es que la testosterona baja en otoño y contribuye a la capacidad del canario de perder creatividad a fin de componer una canción. Para cantar una nueva canción cada año debe estar con los ánimos por los cielos, según Beau A. Alward, profesor del Departamento de Biología en la Universidad de Stanford. Alward destaca que la testosterona controla las características específicas del canto de los pájaros canarios en dos regiones distintas del cerebro, que se asemejan a la corteza cerebral humana.

La investigación clínica apunta a un papel clave de las hormonas sexuales de los canaris en la regulación de este comportamiento complejo que es más preciso que el simple aumento de la motivación para cantar.

¿Se disparatan?

De acuerdo con un estudio publicado esta semana en «The Journal of Neuroscience» y al que ha tenido acceso ABC, el papel de las hormonas sexuales en la regulación de este comportamiento complejo que «es más preciso que el simple aumento de la motivación para cantar». Porque los canarios lanzan un nuevo tema musical o componen en otoño cuando se le relajan sus niveles de testoterona, que se han disparado durante la temporada de primavera.

El doctor Beau Alward ha investigado con los neurocientíficos Jacques Balthazart y Gregory F. Ball los efectos de la testosterona en el canto de los canarios al bloquear sus receptores en dos regiones cerebrales fundamentales e involucradas en el canto. Usando canarios masculinos, los autores encontraron que en el núcleo cerebral se regula la producción de unidades de canto como sílabas y su repetición rápida particular.

Hay otro tipo de sílabas cantadas por los pájaros que sugiere a los científicos que la testosterona «contribuye a la capacidad del canario para aprender una nueva canción cada año», indica el estudio.

¿Por qué han investigado sobre los pájaros canarios? Alward, profesor del Departamento de Biología, en la Universidad de Stanford, dice:

«la base de cómo las vocalizaciones aprendidas cambian durante el desarrollo y en la edad adulta representa un reto importante que enfrenta la neurociencia cognitiva» ya que demuestra «que las vocalizaciones aprendidas pueden cambiar tanto en los seres humanos como en las aves».

Un pájaro con historia:

El pájaro canario debe su conocimiento internacional a la Conquista de Canarias. «Juan de Bethencourt importó a Europa los primeros ejemplares de canarios silvestres, algunos de los cuales fueron ofrecidos a Enrique III de Castilla, por lo que es posible que fuera este monarca el primer afortunado poseedor de canarios en el continente», sostiene Francisco Javier Manchado, criador y experto en esta especie.

Manchado destaca que en su segundo viaje, Bethencourt importó nuevos canarios, «esta vez con destino a Francia, ofreciéndoselos a Isabel de Baviera, esposa de Carlos VI en el año 1410». Por eso, en las cortes europeas se difundió la costumbre de «criar canarios y en el siglo XV y el canario fue un ave de lujo, siendo el XVI cuando se establecen centros comerciales, donde Flandes y España eran los principales centros receptores.

A partir de los puertos españoles se comercializa a Italia, que pasa a ser un importante centro la aclimatación, especialmente la templada zona del Alto Adigio, desde donde la ruta comercial continúa hasta Alemania».

Artículo patrocinado y creado por ABC Canarias 

Continuar leyendo

Lo más visto