Todo se desencadenó cuando varios vecinos de la zona residentes en Guisguey, Puerto del Rosario denunciaron haber sufrido daños en sus vehículos de forma reiterada, cuando ellos pasaban por una carretera de acceso a sus casas. Los agentes de la Policía Nacional no se podían ni creer lo que encontraron en la misma carretera, trampas artesanales con clavos y tornillos con la intención de provocar accidentes.

Los agentes de Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Puerto del Rosario se pusieron manos a la obra y tras su investigación dos mujeres de 59 y 70 años fueron detenidas como presuntas autoras de un delito contra la seguridad del tráfico. Varios vecinos de la zona pudieron observar a las detenidas como de madrugada colocaban las trampas artesanales.

Imágenes de las trampas