Esta niña de tan solo 14 años se llamaba Charlene Downes, fue vista por última vez en el año 2003 en Blackpool en el Reino Unido. Tras todo este tiempo no se sabía nada de ella, hasta ahora, 14 años después se ha detenido a un hombre de 51 años de edad como sospechoso del asesinato de la niña, tras revisar cientos de veces los videos de las cámara de seguridad, la principal hipótesis sobre la que trabaja la investigación es que la niña fue violada, vilmente asesinada, descuartizada y su carne repartida en kebab en un local de la ciudad donde era regentado por el hombre y más supuestos pederastas.

El arresto del hombre llegó tras la insistencia de la familia de la menor para investigar las cámara de seguridad que rodean el local y que al parece la policía se negaba a revisar. Ahora la familia de la niña se plantea acciones judiciales contra la policía, ya que para ellos es totalmente increíble que todos estos años tuvieran las imágenes y no la revisaran. Al parecer esto es solo la punta del iceberg ya que este hombre podría estar relacionado con una banda de pederastas que actuaban en ese local y que podrían haber violado a más de 60 niños.