Ha ocurrido en el municipio de Puerto de La Cruz en Tenerife,  la Policía Nacional ha detenido a un empresario italiano por ofrecer condiciones laborales que después no cumplía, obligando a sus trabajadores incluso a realizar más horas de las establecidas.

Para realizar estas acciones, el empresario italiano creó una sociedad en la que su actual pareja era testaferro, evitando aparecer así el en cualquier documento como titular o socio, con la intención de escapar de sus responsabilidades penales que pudiera incurrir por sus mafiosas prácticas.

El empresario italiano terminó siendo denunciado por sus trabajadoras, ya que les había ofrecido condiciones laborales que no cumplía en ningún momento,  este empresario tampoco daba de alta en la seguridad social a sus trabajadoras, en algunas casos solo las daba de alta por 2 horas cuando en realidad estaban 11.

El hombre fue detenido por la Policía Nacional y puesto a disposición judicial, las investigaciones fueron desarrolladas por la  Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Comisaría Provincial de Santa Cruz de Tenerife.