La Guardia Civil ha conseguido detener al kamikaze que circulaba en sentido contrario a la altura de la rotonda del Padre Anchieta, se dirigió al Norte por los carriles que conducen a la capital tinerfeña, hiriendo a un motorista que iba a su puesto de trabajo, produciendole fracturas en sus brazos y teniendo que ser operado en el día de ayer. Pero consiguiendo salvar la vida.

Agentes del Grupo de Investigación de Accidentes de Tráfico (GIAT) de la Guardia Civil han detenido a un hombre de 30 años de edad, dejó herido al motorista circulando en sentido contrario y huyó del lugar de los hechos. Todo sucedió sobre las 5 de la mañana. El joven identificado como A.O.P., circulaba en su Ford Fiesta.

El elemento detenido giro de tal forma que entro en sentido contrario en la rotonda de Padre Ancheta introduciendose en la TF-5, el kamikaze iba dirección a Tenerife Norte pero por los carriles que van a la ciudad de Santa Cruz, colisionó con un motorista que le fracturó los brazos, el vehiculo a los pocos metros se le paro y emprendió la huida a pie. Finalmente fue detenido por la Guardia Civil en su vivienda de Puerto de la Cruz.