La Guardia Civil ha detenido a una empleada de banca de había robado a un cliente ruso de 80 años 1,5 millones de dólares. Según fuentes de la benemérita. La detención se produjo en la población alicantina de Almoradí. La mujer detenida es una española de 51 años de edad, y está imputada por un presunto delito continuado de estafa bancaria y un delito continuado de falsedad documental.

Según fuentes policiales la mujer llevaba un alto nivel de vida a todo lujo, no acorde con el sueldo de una empleada de banca normal, tanto la mujer como su marido disfrutaban de coches de alta gama, tenían una buena casa y hacían viajes exóticos y muy caros por todo el mundo, de los que alardeaban en las redes sociales ningún tipo de reparo. La empleada de banca aprovechaba los viajes del anciano a Rusia para sacar el dinero de su cuenta.

El ciudadano ruso de 80 años denunció a la Guardia Civil que le habían sustraído de su cuenta bancaria 1,5 millones de dólares que era así como recibía el dinero a los largo de 25 años como cliente del banco. El cliente forjó una amistad de confianza con la gestora que terminó haciéndose con el dinero del anciano. En junio de este año el hombre pidió un extracto al banco para cambiar el dinero a otra cuenta y vio todo el pastel.