El conocido funcionario de la Diputación de Valencia y Jefe del archivo provincial, Carlos Recio que estuvo 10 años sin ir a trabajar cobrando la nómina, todo salió a la luz a raíz de una publicación del periódico El Mundo.

Este funcionario asegura que si trabajaba, pero nunca ha sabido decir en qué proyectos estaba trabajando, al parecer el hombre fichaba de entrada y salida, pero nadie lo veía nunca trabajando, así estuvo durante 10 largos años cobrando 50.000 euros al año, osea 500.000 euros en estos 10 años sin mover una paja del suelo.

Ahora ha sido finalmente despedido después de la que Diputación le abriera un expediente, por faltas muy graves. Es totalmente espectacular en lo que se ha convertido España, con lo que nos cuesta a los trabajadores pagar con nuestros impuestos esta organización de país que no va a ningún lado y esta gente y para encima se ríen de todo el mundo. Opinen ustedes mismos señores, esto es de traca.