Recorrer Tenerife por la autopista sur es un trayecto que a menudo hacemos sin darnos cuenta del precioso paisaje que lo rodea ni los precios pueblos, los cuales vemos los carteles por la autopista y nunca nos aventuramos a visitarlos.

En esta ocasión queremos rendirle un homenaje a estos preciosos pueblos que merecen ser visitados por nosotros y descubrir nuevos destinos en esta isla tan bonita como es Tenerife.

Chimiche:

Es la localidad más oriental del término municipal, distante unos 9 kilómetros del casco urbano de Granadilla. Es asimismo la única que posee territorio desde el mar hasta las medianías altas, incluyéndose parte de su superficie en los espacios naturales protegidos del parque natural de la Corona Forestal y del monumento natural de Los Derriscaderos.

Cruz de Tea:

Está situado a 5 kilómetros al noroeste del casco urbano de Granadilla, poseyendo una altitud media de 1.194 msnm y una superficie de 5,71 km² de la que gran parte se corresponde con el monumento natural de la Montaña Colorada.2​ El núcleo de población propiamente dicho se ubica a unos 900 msnm entre el pie de la Montaña de las Ricas, el barranquillo de Montaña Iferfe, la propia Montaña Iferfe y la carretera TF-21. Es la localidad más elevada del término municipal, y cuenta con el Centro de Educación Infantil Nuestra Señora del Buen Viaje, una ermita bajo esta advocación mariana, un polideportivo, un centro socio-cultural, una plaza pública y un parque infantil.

La Jaca:

La Jaca es un barrio costero del municipio de Arico, al sur de la isla de Tenerife. Se encuentra situado a escasos metros sobre el nivel del mar, ocupando el margen derecho del Barranco de Los Moriscos, entre Abades y Tajao. El pueblo debe su nombre a un pequeño cangrejo conocido como “Jaca” (Eriphia verrucosa) que antiguamente abundaba en la zona.

Palm-Mar:

Se trata de una urbanización turística ubicada al pie de la formación montañosa conocida como Los Mogotes, a unos 13 kilómetros de la capital municipal y a una altitud media de 33 msnm.1​ Palm-Mar cuenta con varios parques infantiles y plazas públicas, una entidad bancaria y algunos comercios.2​ Una pequeña parte de su superficie se incluye en el espacio natural protegido de la Reserva Natural Especial del Malpaís de La Rasca.