Una madre asegura que sufre la increíble cifra de nada más y nada menos que 90 megaorgasmos cada hora, lo que ha transformado su vida en un infierno. Esta mujer llamada Cara Anaya padece del Síndrome de Excitació-n Genit-al Persistente, enfermedad que la pone en aprietos porque vive constantemente en medio de situaciones embarazosas.

Según da a conocer el famoso medio británico The Mirror, esta mujer de 30 años, residente en Arizona, Estados Unidos, fue diagnosticada con esta enfermedad incurable hace tres años, situación que ha afectado su vida familiar y de pareja. Cara vive con su marido, Tony Carlisi de 34 años y su hijo pequeño Merrick de 10 y este es su estremecedor relato sobre el padecimiento: “Es vergonzoso, confuso y humillante. Cuando estás cerca de los niños, te sientes como un pervertido, porque tienes todas estas extrañas sensaciones todo el tiempo” Afirman sin dilación.

“Así que no puedo ayudar en las clases o ir en viajes escolares porque los niños no entienden y sus padres tampoco”, explicó la mujer. Desde que comenzó la enfermedad, esta mujer se ha vuelto solitaria y señala que está obligada a evitar los espacios públicos y salir de su casa, porque ha tenido que “aprender a controlar los gestos que produce mi excitación, tratar de quedar con un rostro que no refleje nada para el resto e incluso he tenido que aprender a respirar, cuando sufro con lo que me pasa” “Se está arruinando mi vida, porque se mete con mi cabeza sin que pueda hacer nada para ello.

Tu cuerpo está en una especie de montaña rusa, por lo que realmente afecta mi estado de ánimo. Por lo que en algunos días cuando es realmente malo, sólo quiero cerrar las cortinas y nunca levantarme para hacer nada”.

Producto de episodios que la llevaron a tener 180 megaorgasmos en dos horas, esta madre ha recurrido a varios expertos médicos con el objetivo de alcanzar una cura para la extraña enfermedad, pero nada la ha podido ayudar. Los efectos físicos de la enfermedad incluyen la deshidratación, rodilla y tobillos heridos por causa de los episodios y en última instancia, el agotamiento por falta de sueño.

No se pierdan el vídeo que les dejará sin palabras al verlo.