El quesillo canario es un postre típico de las Islas Canarias. Tiene bastante parecido con un flan, pero con leche condensada. Es ideal para meriendas o postres, viene muy bien para cuando viene gente a casa, para dejarlos chupándose los dedos.

Ingredientes:
4 huevos , 1 bote pequeño de leche condensada , Caramelo líquido, Ralladura de ½ limón, 2 medidas del bote de leche, condensada de leche, 2 cucharaditas de canela en polvo.

Modo de preparación:

Antes de nada precalentar el horno a 180ºC. Tenemos que separar las claras de las yemas, colocando las claras en un bol de cristal y las yemas en una taza. Luego procedemos a batir bien las claras con unas varillas (mejor si se tiene batidora eléctrica de varillas, porque si no acabaras con el brazo dolorido de tanto darle) hasta que estén semi-montadas (completamente blanquecinas). Después agregamos las yemas y tenemos que batir bien hasta que estén bien incorporadas. Añadir la leche condensada y mezclarla. Cuando la mezcla este bien homogénea, llenar la lata de leche condensada vacía con leche y verterla en la mezcla. Hacer esto dos veces. Agregar la ralladura de limón y la canela y volver a batir. Cubrir un molde anti-adherente (o previamente engrasado con mantequilla o margarina para que no se pegue) con el caramelo líquido y verter la mezcla por encima. Cocinarlo todo al baño maría en el horno durante unos 1 hora y 15 minutos o hasta que al pinchar un palillo, éste salga totalmente limpio.