A finales del mes de junio, la prestigiosa revista científica Nature publicó un estudio donde se confirma que los vertidos de aguas residuales sin tratar fue el causante de una floración masiva de Trichodesmium erythraeum en Israel, la misma que invade las costas Canarias hoy en día, esta cianobacteria como podría saber la gente realiza la fotosíntesis. En distintos países se están realizando estudios sobre la materia que relacionan a estos organismos con la contaminación del agua. Por otro lado hay que ver el comunicado de la OMS donde también se relaciona el agua contaminada y las redes de saneamiento deficitarias con el contagio de la Hepatitis A.

La investigación de los científicos israelíes fue realizada por  Eyal Rahav, perteneciente al Instituto de Oceanografía de Israel, y Edo Bar-Zeev, del Instituto Zuckerberg para la Investigación del Agua, adscrito a la Universidad Ben-Gurión, hace menos de 2 meses se publicó el estudio en Nature.

En este estudio concluyeron, que en el mismo escenario que pasó en Israel en su litoral en el año 2015 fue una proliferación de Trichodesmium erythraeum desencadenada por los intensos vertidos al mar de aguas residuales sin tratar que suministraron altas concentraciones de nitrógeno, fósforo y carbono orgánico al agua. Estas condiciones favorecen enormemente a la floración masiva de estas algas, ya que obtienen energía de estos compuestos orgánicos así como de la fotosíntesis. En Tenerife y algunas zonas de otras islas se pueden observar de color marrón pajizo y una vez ya muertas en descomposición en forma de espuma blanquecina.