Como seres humanos hemos sido capaces de llegar a la luna, de construir impresionantes estructuras, pero de igual manera somos capaces de crear las más ridículas chapuzas, aunque en realidad cumplen su función y la mayoría de las veces eso de “es mientras tanto” pasa a ser una obra de arte fija en la casa. desde el baño hasta la cocina, si tienes a un chapuzas en casa nunca faltará la frase de “confía en mi soy ingeniero” para lanzarse al rescate y hacer su chapuza del día.

Normalmente cuando se nos estropea algún objeto generalmente lo llevamos al especialista para que lo repare y nos solucione el problema, sin embargo, en éstas fotos que vas a ver no ha sido así y el propio dueño ha sido quien ha decidido solucionar a su manera el problema. No te pierdas las imágenes, algunas de ellas son muy ingeniosas.