En muchos rincones de estas islas, en unos poco conocidos y otros más poblados se han dado eventos que se han llevado la vida de centenares de personas y aun así no le han dado mucha relevancia a algunos de estos casos. Aquí mencionamos algunos de ellos.

Inundación en Tenerife

En Tenerife, durante la noche del 7 de noviembre del año 1826 se conoce la catástrofe natural más grande de Canarias. Fue en el barranco de Güimar, ubicado en el Valle de la Orotava, del cual corrían 1,4 kilómetros de agua, pero esa noche de once horas seguidas de lluvia, aparecieron doce barrancos más que arrasaron con 300 casas vecinas y el Puerto de la Cruz que fue sepultado entre toneladas de material. Esta catástrofe es poco conocida, no se encuentra entre los libros de historia escolares ni mucho menos en revistas, pero aquí hacemos mención de él porque según se estiman más de 1000 muertos por la magnitud de la catástrofe.

Han pasado ya muchos años desde que ocurrió esta tragedia y solo quedan unos cuantos restos como testimonio, uno de ellos es la marca en San Juan de La Rambla en la cual figura una inscripción señalando hasta donde alcanzo el agua.

Fueron once horas corridas de lluvia que ocasionaron destrozos en la isla, dado a la gran cantidad de lluvia no había mucha esperanza de rescatar a nadie. No se escuchaban los gritos de auxilio por lo estruendoso de la lluvia, no había una preparación para esta catástrofe, las personas no sabían si estar fuera de su hogar era más seguro que estar dentro.

Debido a que en la época de 1826 no había fotografías y mucho menos captura de videos, no hay mucha evidencia de lo ocurrido, es por ello que este suceso, a pesar de haber sido un gran impacto en los vecinos de San Juan de La Rambla, no hay muchas formas de explicar todo lo ocurrido pero si se sostiene que fueron más de 1000 personas fallecidas y otros hablan de 256 muertes que se dieron solo en el Valle de la Orotava.  Un total de 1,6 % de la población falleció en aquella gran catástrofe.

Accidente de aviación en Tenerife

Fue el 27 de marzo del año 1977 cuando dos aviones modelo Boeing 747 se estrellaron en Aeropuerto de los Rodeos. Este acontecimiento es el que se ha cobrado mayor número de vidas de personas en toda la historia de la aviación, fueron en total 583 personas que fallecieron en este accidente Aéreo.

Los vuelos fueron reportados como el KLM 4805, perteneciente a la línea aérea neerlandesa KLM, vuelo que había partido del aeropuerto de Schipol ubicado en Ámsterdam y se dirigía Gran Canaria. El otro vuelo fue el PAA 1736 que pertenecía a la ruta del Aeropuerto Internacional John F. Kennedy ubicado en Nueva York y con rumbo hacia el aeropuerto de Gran Canaria.

La colisión se dio entre los dos aviones por la niebla que no dejó ver los pilotos el aterrizaje de otro avión chocando ambos como si se tratara de un atentado. Desde la torre de control no se pudo percibir nada y los aviones chocaron, un avión pasó a una distancia por el aire mientras que el otro ya hacia fricción con el tren de aterrizaje.

Con más detalle se cuenta que el KLM se percató del otro vuelo pero solo a 8 segundos y medio para el impacto, lo que hacía inevitable el suceso ya que los aviones iban a 250 kilómetros por hora. Luego de la colisión el KLM se encontraba en el aire y siguió una ruta hasta 300 metros de distancia. El choque contra el Pan Am y contra el suelo no fue muy violento pero aun así el incendio se llevó la vida de 248 personas que abordaron el vuelo de KLM. El resto, las 335 fueron la mayor cantidad de víctimas y también el mayor cantidad de abordados en el Pan Am, de un total de 380 personas que tomaron el vuelo.

Explosión de bomba en Aeropuerto

Fue el mismo 27 marzo del suceso de los aviones, previamente antes y que pasó a ser la principal causa por la que colisionaron, una bomba plantada en el aeropuerto de Gran Canaria explotó, precisamente en la floristería de la terminal la cual no resultó ser un acontecimiento en el que hubieran fallecidos, solo hubieron en total 7 personas heridas, pero esta fue la razón por la que se obligó a los vuelos antes mencionados a tomar el mismo aterrizaje en el aeropuerto de Gran Canarias que se llevó la  vida de 583 víctimas. Al parecer se reportaba una segunda bomba por el MPAIAC (Movimiento por la autodeterminación e independencia del archipiélago canario).

Milagro en de San Agustín la Villa de Arafo

En la villa de Arafo, los vecinos tienen una conmemoración especial a “El Milagro” que tiene sus orígenes en el año 1751. Cuenta la historia que fue una hazaña realizada por San Agustín para que pudiera el pueblo volver a tener las Madres del Agua ubicada en el Barranco de Añavingo, el cual era la fuente de agua del que los residentes en la villa de Arafo dependían.

Aún más se relata su historia con que el barranco se bloqueó porque hubo un derrumbe en 1745 o 1746, la inmensidad de la obstrucción fue tanta que ni entre todos los vecinos del lugar hubieran podido destaparla. Así que ellos se mantuvieron al menos por 5 años sin agua de su propia villa, obligados a desplazarse hasta la otra comunidad para abastecerse del agua necesaria. Más tarde, 268 años después, los habitantes de la villa de Arafo continúan subiendo hasta el barranco de Añavingo pero para buscar la bendición de su santo. Esto quedó como una tradición que se recuperó hasta la década de los 90.