El ex presidente de Cataluña Carles Puigdemont y 4 exconsellers en libertad vigilada tras declarar ante el juez en Bélgica, tienen la obligación de comparecer ante la justicia belga cada vez que se les requiera. Los políticos catalanes se entregaban hoy domingo a la policía belga.

Puigdemont y los cuatro exconsejeros que le acompañan: Meritxell Serret, Toni Comín, Lluís Puig y Clara Ponsatí quedan así en libertad con cargos, todo esto está levantando mucho revuelo político en Bélgica. Ya que Puigdemont mantiene que si son trasladados a España corren peligro de que sus derechos fundamentales sean violados.

Algunos políticos belgas están entrando al juego político, y puede que si esto siga en la misma senda pueda provocar un conflicto político entre España y Bélgica. El viceprimer ministro federal belga y titular de Interior, el independentista flamenco Jan Jambon acusó a España en una entrevista televisiva de actuar de forma irregular y pidió la intervención de las autoridades europeas. Está claro que Carles Puigdemont tiene en el bolsillo a los nacionalistas flamencos que le están ayudando mucho.

Ministro de Inmigración belga, Theo Francken, nacionalista flamenco este mismo año.