El ayuntamiento de Candelaria sigue con la prohibición al baño en las playas de Las Caletillas, Genaro, La Hornilla y los Guanches, todo lo contrario a algunas informaciones que hablaban de que la prohibición había acabado. Es más, no sólo esta prohibido en el día de hoy sino que seguirá igual hasta que se sepan los resultados de los análisis que se esta haciendo desde la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias.

A pesar que hoy miércoles no se observan ya manchas en la costa, que se observaba el pasado lunes, gracias a los cambios de mareas, el consistorio prefiere mantener la prohibición para evitar posibles problemas en la salud de los visitantes y asegurar así que ha desaparecido toda contaminación en el litoral.

Desde la empresa Aqualia, encargada del mantenimiento, se descarta que haya sido un emisario municipal ya que no ha habido ninguna incidencia en ellos que pudiera provocar el vertido. De esta forma el ayuntamiento ha pedido a los organismos que se estudie cual ha sido el motivo de esta incidencia que no sólo ha afectado a las costas de Candelaria sino también a Granadilla de Abona pudiendo estar relacionados los dos casos.