Error fatal del Servicio de Salud Canario, por el cual Canarias tendrá que indemnizar a una madre por no detectar los servicios médicos que su tercer hijo tenía la misma enfermedad rara que el primero.  Ni el análisis que le realizaron durante el embarazo, ni cuando dio a luz, los médicos supieron detectar de ninguna manera que su tercer hijo sufría la misma enfermedad rara que padece su primer hijo.

Este fallo le va a costar a las arcas del Servicio de Salud Canario 1,3 millones de euros en modo de indemnización. Tanto el primer hijo como el tercero son completamente dependientes. El chico sufre el síndrome de Lesch Nyhan, una enfermedad genética que se supone no había heredado, es lo que los médicos le aseguraron sin ningún tipo de dudas y que no pusieron detectar, tras realizar una biopsia al feto.

El Servicio de Salud Canario niega que hicieran malas praxis y apunta a al Hospital La Paz de haber recibido esos análisis y tampoco haber detectado nada, pero el juez los consideró responsables y por ello tendrán que pagar una suma bastante elevada que se eleva a 1.300.000 millones de euros.