A partir de mañana domingo día 6 y, muy probablemente, hasta el martes día 8 inclusive, se espera que las temperaturas sean significativamente altas en las islas Canarias. Este episodio de altas temperaturas irá acompañado de polvo en suspensión.

La disminución de la intensidad de los vientos alisios en superficie y el giro a componente este de los vientos en zonas medias y altas favorecerán la entrada de aire de procedencia africana sobre las islas. El episodio de calor y calima afectará a todo el archipiélago, si bien las zonas más afectadas serán las islas orientales y medianías de Gran Canaria, siendo el lunes día 7 o el martes 8, dependiendo de las zonas, los días que se prevén más adversos del episodio.

Las temperaturas máximas superarán los 35 ºC de forma casi generalizada en las islas durante el lunes y el martes, alcanzando muy probablemente los 38 ºC en Lanzarote y Fuerteventura así como en medianías de Gran Canaria y Tenerife; incluso es probable que se alcancen o superen los 40 ºC en zonas de medianías de Gran Canaria. La entrada de polvo en suspensión en principio afectará principalmente a las islas orientales y medianías del archipiélago, extendiéndose con menor concentración hasta las islas occidentales y ocasionalmente será también apreciable en capas bajas.

Las temperaturas mínimas serán asimismo significativamente altas, sobre todo el martes 8, cuando es probable que en medianías de Gran Canaria se mantengan por encima de los 26/28 ºC. A partir del miércoles día 9 se espera un descenso gradual de las temperaturas, debido al aumento progresivo de la intensidad de los vientos alisios y el establecimiento de vientos de componente norte en todos los niveles. Este cambio de los flujos favorecerá el arrastre, durante los días siguientes, del polvo en suspensión fuera del archipiélago.