Hoy conocíamos el escándalo de la semana en Canarias, con el concejal de La Laguna, Zebenzui González, del PSOE, al mandar a un grupo de Whatsapp mensajes machistas: “Yo a follar con empleadas que pongo yo y enchufo en el ayuntamiento y después a hacer campaña por frikis”. Lo que ha causado un tremendo escándalo.

Pues ahora bien, después de haber sido suspendido de militancia por el PSOE, ha hecho unas declaraciones muy claras:  “No voy a dimitir” y asegura que todo ha sido urdido en venganza por algunos miembros del PSOE que tienen expediente de expulsión del partido. También comenta que se siente profundamente arrepentido de sus palabras, pero que no abandonara el cargo.

Captura del mensaje en Whatsapp