Es la mayor bodega submarina de Europa y tiene una capacidad para 5.000 botellas en un solo módulo, está ubicada a 18 metros de profundidad y a unos 200 metros del muelle en la Costa de Poris de Abona en Tenerife. Las instalaciones son idóneas y propician una humedad, temperatura, presión y gravedad constantes que propician que los caldos aceleren su evolución natural.

Los números de esta bodega no fallan, empezaron a trabajar con 5 bodegas y ahora después de mucho trabajo son 11 las bodegas que han confiado sus vinos, entre las distintas bodegas podemos destacar: Ferrera, Reverón, Presa Ocampo, Rebusco, Monje, La Grieta, de Lanzarote, y Hermanos Mesa, de Güímar.

Según el gerente de esta bodega submarina, escucho hace tiempo por la radio el tema de los vinos submarinos, así que interesado por el sector, se informó y pudo ver que no había ninguna empresa en Canarias que se dedicara a esto, asi que decidio emprender y ponerse manos a la obra, según el gerente: al principio, cuando presentaba el proyecto en las bodegas buscando clientes, todo el mundo me miraba raro”.

Vídeo Televisión Canaria