Binter presentó hoy las novedades en la programación de vuelos de la compañía, que contempla una tercera conexión con la isla de Sal, en Cabo Verde, a partir de diciembre, junto a la nueva ruta a Lisboa desde Tenerife y el aumento de las frecuencias entre Gran Canaria y el Aeropuerto de Tenerife Sur.

 La presentación se llevó a cabo en un acto celebrado en la terminal de salidas del Aeropuerto de Tenerife Norte al que asistieron el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y el subdelegado del Gobierno en Canarias, Guillermo Díaz Guerra. Por parte de la aerolínea estuvo presente su presidente, Pedro Agustín del Castillo.

 Pedro Agustín del Castillo destacó que, en estos quince años, la compañía se ha propuesto acompañar y facilitar el desarrollo del archipiélago y la internacionalización de su economía, no solo con unas conexiones internas cada vez más reforzadas, sino además haciendo posible volar de forma directa entre Canarias y su entorno geoestratégico, con rutas con Portugal y África Occidental.

 Fernando Clavijo aseguró que la apuesta de Binter por conectar de forma directa Tenerife Norte y Lisboa supone otro importante paso en el imparable proceso de internacionalización de las conexiones aéreas que parten desde el archipiélago con destino a continentes, países y ciudades del entorno geográfico, económico y social.

 “Con el despegue de esta conexión directa con la capital de Portugal, que partirá desde el Aeropuerto de Tenerife Norte dos veces a la semana, cada jueves y domingo, Canarias suma más proyección internacional”, destacó Clavijo.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Canarias, Guillermo Díaz Guerra, destacó el papel de la aerolínea a la hora de “construir las autopistas que unen a Canarias” y que le ha llevado a convertirse en la metonimia más empleada por los canarios.

 Binter, señaló Díaz Guerra, “quiere facilitarnos  que ampliemos nuestras fronteras. Con nuevas rutas, nuevas frecuencias y nuevos aviones, sabedores de la vocación viajera del canario y de su deseo de saber, de conocer y de abrirse al mundo”. “Gracias a compañías como ésta,  han caído barreras y las Islas están un poco más cerca”.

Durante el acto, el presidente de la aerolínea anunció que a partir del mes de diciembre se aumentarán a tres las conexiones semanales con la isla de Sal, en Cabo Verde, lo que representa un ejemplo de cómo Canarias se está posicionando como un hub de vuelos en la región de África Occidental.

Asimismo, Del Castillo recordó que a final del mes de octubre la ruta Gran Canaria-Tenerife Sur comenzó a operar una frecuencia adicional. De esta forma, la compañía, única aerolínea que vuela a las siete islas, refuerza las conexiones dentro del archipiélago para dar una mejor respuesta a las necesidades de los ciudadanos.

Por otro lado, Binter continúa trabajando para aumentar la conectividad de Canarias con el exterior. Por eso, espera cerrar un acuerdo con la aerolínea portuguesa SATA para ofrecer tres vuelos semanales a Boston y Toronto, con escala en Azores, en 2018.

Cada día Binter opera una media de 170 vuelos diarios en Canarias, lo que supone un aumento del 30% respecto al año anterior. Además, la aerolínea realiza en torno a diez enlaces internacionales al día a alguno de los once destinos a los que ofrece conexiones directas desde el archipiélago.

Este aumento y mejora de la conectividad es posible gracias al proceso de renovación de aeronaves de la compañía iniciado en 2015, que ha permitido contar con una de las flotas más modernas del país, tras la inversión de 700 millones de euros.

Esta misma semana llegó el tercer avión modelo Bombardier CRJ 1000, con capacidad para 100 pasajeros, que se suma a los 18 aparatos ATR 72-600 comprados y de los que a final de año ya se habrán incorporado a la flota de Binter un total de nueve.