El aloe vera en nuestras islas es una de las plantas más extensas que se puede encontrar, proviene principalmente de África y Asia en sus orígenes. El Aloe Vera, tiene dos enemigos naturales, uno es el exceso de agua y el otro frío por debajo de lo 10ºC, por eso en Canarias esta planta obtiene unas condiciones asombrosas para su expansión y fácil cultivo.

El aloe vera que se cultiva en Canarias, es muy resistente a la plagas y a la falta de agua. Las propiedades curativas y beneficiosas del aloe se manifiestan cuando la planta llega a su edad adulta, hecho que sucede aproximadamente a los tres años desde que han hecho la flor.

Entre sus muchas cualidades esta planta hay que destacar el efecto protector ante lesiones de la mucosa gástrica, por su actividad antiulcerosa y porque podría ser útil en enfermedades inflamatorias intestinales comola de crohn o la colitis ulcerosa. Pero los enumerados anteriormente son los más conocidos, a estos se suman variadas propiedades no menos importantes para el beneficios de nuestro organismo, a continuación les vamos a mostrar algunas cualidades que tiene y que seguro desconocías de esta asombrosa planta canaria.

Absorción de minerales y vitaminas: Esta planta contiene las vitaminas que nuestro cuerpo necesita para mantenerse en buen funcionamiento, entre las que se encuentra las vitaminas A,C,E,B1, B2, B3, B6, B12 y acido fólico. También minerales como el calcio, zinc, cromo, selenio, hierro, cobre, magnesio, entre otros.

Alto nivel de aminoácidos y ácidos grasos: En el Aloe Vera existen alrededor de 22 aminoácidos presentes, de los cuales los infaltables para el organismo son 8 de ellos. En ácidos grasos, cuenta con 3 esteroles vegetales, los cuales ayudan a disminuir las grasas en la sangre, reducir cualquier tipo de alergia y a aliviar la indigestión difícil.

Funciona como potente adaptógeno: Tiene adaptogénos que ayudan al cuerpo a adaptarse a diferentes cambios vinculados al tema de virus y varias enfermedades para elevar las defensas del cuerpo o regular el estrés.

Facilita la digestión: Esta planta limpia el tracto digestivo, aliviando el estreñimiento o la diarrea, ya que tiene propiedades reguladoras y calmantes, ayudando a tener siempre una flora intestinal normal y libre de bacterias.

Increíblle desintoxicador: El gel del que está compuesto el Aloe Vera es benéfico para desintoxicar el colon, ya que promueve el desecho de las sustancias dañinas o sobrantes del cuerpo a través del tracto intestinal de nuestro cuerpo, mientras que a la vez ayuda a que los elementos benéficos se absorban con más facilidad.

Beneficia la salud cardiovascular: Trabaja de una manera asombrosa directamente sobre la sangre oxigenándola, ayudándola a difundir los glóbulos rojos de la sangre. También ayuda a disminuir el colesterol y que regulan la presión arterial, mejorando notablemente la circulación.

Mejora el sistema inmune: Esta planta canaria cuenta con polisacáridos que estimulan los macrófagos, o células blancas en la sangre y que ayudan a combatir los virus. Así que potencia un sistema inmunológico para combatir cualquier problema en nuestro cuerpo.

Favorece la piel: Es uno de los favoritos para las industrias cosméticas, tiene propiedades que ayudan a sanar heridas, pero además de eso utilizado sobre la piel puede aliviar los dolores e irritaciones en abrasiones, quemaduras e incluso la psoriasis.

Funciona como un potente alcalinizador: La presencia de alimentos ácidos es inevitable, es por ello que es importante para poder contar con una buena salud se mantengan equilibrio los alimentos alcalinos y los ácidos.

Ayuda a perder peso: Ayuda a que nuestro cuerpo se deshaga de los elementos nocivos para nuestro cuerpo, cuando se mejora la digestión naturalmente se eliminan las toxinas y con ella se liberan las cargas tóxicas que nos impiden lograr nuestra meta de llegar a nuestro peso ideal de una manera muy sana.