Hace poco tiempo unos científicos alemanes de gran prestigio internacional han analizado una momia de las Islas Canarias ubicada en Alemania que tendría entre 50 y 60 años sin saber nada de ella,  la momia canaria se ha escaneado para su análisis mostrando datos que hasta ahora descocíamos sobre nuestros antepasados guanches en las Islas Canarias.

Los expertos científicos están sin habla por la capacidad de preparación del proceso de momificación que tenían los nativos de las islas. En Europa durante la guerra y posguerra, hubo muchas momias guanches producto del negocio de la arqueología ilegal, pero muchas han desaparecido por las guerras como la de entre 1939 y 1945 que empiezan a descubrirse poco a poco. Con el análisis de esta momia se han encontrado hallazgos que rompen varias teorías sobre los guanches.

Se descubrió que en la cultura de los antiguos guanches, estas momias se conservaban en cuevas grandes, donde podrían ser visitados por sus familiares, pero sólo se practicaba en las clases altas de la jerarquía.

Era una mujer de unos 55 años sin lesiones, estaba en una forma asombrosa para la época.

La esperanza de vida según los expertos era de entre 30 y 40 años por la dieta de la época que no era muy sana. La momia que se analizó era una mujer y no tenía rastro alguno de lesiones óseas aparentes, así que pudo tener entre 50 y 60 años cuando falleció con un buen estado de salud para la media de la época que era bastante menos.

Nuestros antepasados guanches eran unos auténticos genios momificando, casi al nivel del antiguo Egipto, conservando los restos del interior de las momias en un perfecto estado. Estos restos se secaron al ser envueltos en una fina piel de cabra, gracias a este proceso tan minucioso se está permitiendo avanzar sobre el conocimiento de la historia de las Islas Canarias en la antiguedad.

Los científicos alemanes han tratado a la momia canaria como si fuera un familiar suyo en todo momento. El acceso muy restringido al conocimiento de componentes ayudará a mejorar el conocimiento de los antiguos canarios para conocer como eran y vivían los guanches.