Ya es una realidad, ya se han empezado las primeras obras para realizar el sueño de muchos. El Centro Insular del Motor de Tenerife, todo ello con el visto bueno del Cabildo de Tenerife. Un ambicioso proyecto privado que costara la suma de 39 millones de euros, su duración esta prevista en 22 meses, es decir que aproximadamente para el verano de 2018 estará listo.

El papel del Cabildo Tinerfeño se ha limitado a ceder los terrenos para este proyecto, todos los costes serán asumidos por la empresa italiana Onda Rossa, que contara con los derechos de explotación durante los siguientes 35 años.

El Cabildo de Tenerife ha reconocido que su intención es traer a la isla grandes pruebas del motor, como por ejemplo: el mundial de Fórmula 1, Campeonato del Mundo de MotoGP y el Campeonato del Mundo de SuperBikes.

Durante la realización de este complejo, los primeros 21 meses serán obras puramente dichas, el primer mes estará dedicado trasplante y la repoblación de algunas especies protegidas situadas donde se ubicará el trazado, en Atogo (Granadilla de Abona), cerca del Aeropuerto de Tenerife Sur.

Este Centro Insular del Motor, estará dirigido por Walter Sciacca, el circuito tendrá una distancia de 4,068 kilómetros, con diez cuervas de izquierdas y cinco de derechas, su ancho con una variable de 12 y 15 metros, con una recta final de 819 metros, el aforo contara con 4.000 asientos para el público.