La corredora mexicana “rarámuri”, Lorena Ramírez, que vino a la isla de Tenerife a participar en la conocida prueba tinerfeña de la Tenerife Bluetrail 2017, tuvo que retirarse de la prueba por un fuerte dolor en una de sus rodillas, tras haber cubierto 55 kilómetros de los 97 que tiene la prueba Ultra.

Por este motivo tuvo que ser evacuada en helicóptero como le mostramos en el vídeo de a continuación. La corredora mexicana estuvo acompañada de su hermano Mario en todo momento en la isla y ha sido uno de los grandes atractivos de la cita deportiva, al ser la primera vez que una mujer tarahumara participaba en una competición en Europa, en una prueba Ultra, afrontando toda la prueba con su ropa tradicional, que consiste en un traje con falda y una cholas o sandalias llamadas huaraches.