Esta chica se llama Sara Geurts y tiene 26 años de edad, es modelo y su piel parece de una persona anciana. Ella sufre un extraño síndrome llamado Síndrome de Ehlers-Danlos, por culpa de esto su organismo impide generar colágeno a niveles normales y no mantiene su piel tensa.

Este extraño síndrome tiene varios grados, ella sufre el grado más elevado y de momento solo se han detectado 8 casos en el mundo. Según Sara con cumplió los 22 años de edad empezó a ver su cuerpo como algo único en el mundo, y que se entristece mucho de haberse sentido fea por algún momento.

Ella pensaba que su mayor inseguridad era su piel, pero cambió de opinión y ahora piensa que es su parte mas bonita, algo único en el mundo. Sufre dermatoparaxis y de niña siempre se tapaba toda para que los niños o la llamaran “niña vieja”, pero hoy en día se siente orgullosa de como es y no la para nadie.