Ayer toda la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria quedó sobrecogida por el asesinado de 4 disparos de un preso que se encontraba en 3º grado, la víctima se llamaba Lionel Carrillo de 34 años de edad, en plena calle Córdoba del polígono de la Vega de San José en la capital grancanaria. La víctima iba paseando con su hija de 12 años, que ha tenido que ser ingresada por una crisis de ansiedad.

La víctima estaba disfrutando de un permiso carcelario y tenía que volver el próximo jueves a prisión. La causa de la muerte ha sido un tiro en la cabeza, otro de los disparos impactó en una guagua municipal que se encontraba cerca, dejando herido leve al conductor.

Todo ocurrió sobre las 18:00 horas del día 29 de agosto, cuando un individuo que se está buscando en estos momentos, le disparó 4 tiros impactando en su cuerpo. Según testigos de los hechos, primero le dispararon en un pierna y al caer al suelo le dispararon 3 tiros más en la cabeza. El asesino que vestía una camiseta azul salio a toda velocidad en un vehiculo de color blanco de la escena del crimen.

El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional tiene identificado al presunto autor del asesinato, y se cree que es cuestión de tiempo que sea detenido. La Policía Nacional ha desplegado un dispositivo de búsqueda.  El sospechoso es un vecino del barrio con el que la víctima había tenido rencillas en el pasado.