Canarias en red

Abogados ‘piratas’ animan a los turistas extranjeros a denunciar intoxicaciones falsas en hoteles de Canarias

Este drama empieza a conocerse desde hace poco tiempo en nuestra tierra, ya que con sólo presentar un recibo de compra de una farmacia de un medicamento antidiarréico, un turista británico puede reclamar de manera legal a un hotel una gran indemnización por una intoxicación alimenticia en sus vacaciones.

Es una realidad horrible, que denuncian las patronales hoteleras de las Islas Canarias, en la que denuncian el aumento de reclamaciones fraudulentas en el año 2016 hasta en un 700% más que en años pasados.

Estos sucesos que dañan nuestro turismo viene originado por las practicas de abogados piratas o empresas de reclamaciones como Claim Farmers, en la que animan a los turistas ingleses a presentar denuncias falsas por supuestas intoxicaciones para recuperar así el dinero invertido en las vacaciones durante el vigente año. Estas compensaciones pueden alcanzar hasta los 14.000 euros por reclamación. En las últimas semanas se han dado casos de incluso familias de cinco o más miembros que han interpuesto reclamaciones fraudulentas.

En Santa Cruz de Tenerife se han registrado más de 1.000 reclamaciones por estos sucesos.

Según la norma, el supuesto afectado de intoxicación alimenticia en el hotel, se queda una cuantía aproximada de unos 2.000 euros y el resto del dinero se lo quedan estos abogados piratas por llamarlos sutilmente, por que se nos ocurren otras calificaciones que nos abstendremos a decir. Esta práctica se acentuó este año por culpa de la reforma del sistema jurídico del Reino Unido.

En ocasiones, la trampa se ha llevado a cabo a través de oficinas móviles instaladas en furgones rotulados con textos en inglés.

El éxito de estas falsas denuncias es gracias a que si no pagan los hoteles, tienen que pelear judicialmente en Reino Unido. Al traslado, alojamiento y abogados se le añade el tiempo y dinero que cuesta ese proceso judicial. Gracias a eso los hoteles prefieren llegar a un acuerdo que siempre saldrá más barato y menos llamativo para los intereses del hotel,  así aprovechan esta situación estos abogados sin escrúpulos.

Esperemos que las autoridades de nuestro país y en concreto de Islas Canarias, tomen las medidas oportunas para frenar de una vez este problema que perjudica tanto a nuestro preciado turismo.

1 comenario

  • Son unos pobres diablos desgraciados
    Hay que pillarles in fraganti con un equipo de abogados y ponerles todo tipo de las denuncias para darles un susto que se vayan ha freír asparagos. Y gestas furgonetas están sospechosas ,están de todo legal? Policía les podría visitar más a menudo con todo tipo de preguntas. Ha las farmacias pedir que si alguien compra algun medicamento de ese tipo preguntar de que hotel son y pedir que vayan con la receta de médico local y que se hagan controles de laboratorio. Hay maneras..

Síguenos!!

Canariasenred en diferentes redes sociales, síguenos para que no te pierdas nada.

Nuestro Facebook