La isla de Tenerife ofrece a sus visitantes y habitantes una numerosa oferta de ocio y entretenimiento, la cual disfrutamos todos los días con un tiempo considerado como los mejores del mundo. Pero esta isla ofrece curiosidades que incluso los que residen en ella de toda la vida desconocen, en esta ocuasión queremos mostrartes 5 curiosidades de Tenerife que pocos conocen por su antigüedad y que no te puedes perder.

La Cueva del Viento:

En el municipio de Icod de los Vinos, al norte de Tenerife, se sitúa la famosa Cueva del Viento que todo el mundo conoce. Se trata del mayor tubo volcánico de Europa y el segundo más grande después de los situados en la isla de Hawaii, tiene un tamaño de más de 17 kilómetros, esta maravilla de la naturaleza se formó hace 27.000 años por la acción de las lavas del volcán Pico Viejo cuando estuvo activo.

Existió un drago mayor que el Drago Milenario de Icod:

En el precioso Jardín de Franchy, en la Orotava, existía hace tiempo un gran drago que llamó la atención de numerosos botánicos y científicos de la época se calcula que medía 19,5 m de alto y 14,6 m de perímetro, sin duda alguna uno de los más bonitos del mundo pero en 1867, un gran temporal arrancó este precioso árbol.

El Carnaval de Tenerife:

Esta es la fiesta más popular de Santa Cruz de Tenerife y una de las principales de España o el mundo. En 1980, como apunte decir que tuvo la distinción de haber sido declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional y en 1987, está en el libro de los Records Guiness por albergar más de 200 mil personas, celebrado en la plaza de España por la cantante Celia Cruz.

Sanatorio en el Parque Nacional del Teide :

Gracias al clima suave de esta isla es ideal para el tratamiento de enfermedades respiratorias, en su día había muchos sanatorios para tratar estas enfermedades. El sanatorio del Teide era uno de los más populares y que mejores resultados tenía entre sus pacientes.

La leyenda de los dos hermanos:

Al final del sendero que va desde el caserío de Chinamada hacia la Punta del Hidalgo, hay un enorme roque que aparece partido por la mitad. Recibe el nombre de Roque de los Dos Hermanos ya que según leyenda, dos hermanos guanches que se amaban en secreto se lanzaron desde lo más alto del mismo para acabar con sus vidas en el agua, debido a la imposibilidad de su amor. Cuentan que debido a la tristeza, el roque se partió en dos, dejando como testigo de ese acto dos roques en uno, como un recuerdo imborrable de una relación que no pudo acabar de la mejor manera.