Todos sabemos que los niños son unos angelitos, nos llenan las vida de alegría y sonrisas. Es el amor más grande que podemos tener en nuestras vidas, pero como todos los padres saben pueden hacer travesuras en tan solo un instante y armarla muy gorda. No hace falta irse 1 hora y volver con tan solo unos pocos minutos pueden liarla muy grande. Estas fotografías son el ejemplo más claros y que muchos se sentirán identificados.