Después de las noticias que nos llegaron del Aeropuerto de Gran Canaria donde los Guardia Civiles aceptaban sobornos de ciudadanos extranjeros, ahora nos llega esto desde Lanzarote.

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha confirmado la condena de 21 meses de cárcel interpuesta por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias a un Guardia Civil destinado en Lanzarote acusado de quedarse con la droga que incautaba para después venderla.

Este agente de la autoridad estaba destinado en Equipo de Seguridad Ciudadana de la 3º Compañía de Costa Teguise (Lanzarote) donde se ha considerado probado que este agente se apropió de drogas tales como cocaína, marihuana y hachís requisada en diversas operaciones, por lo que el tribunal le condeno por un delito continuado de malversación.

Todo salio a la luz cuando en el año 2010 su capitán y un cabo de la guardia civil realizaron el pesaje de esta droga intervenida, 1,4 gramos de cocaína y se la dieron al agente en cuestión para que realizase el acta denuncia y remisión al organismo sancionador competente. Pero el agente se apodero de la droga sustrayendola del sobre para sacar un beneficio económico, como dice la sentencia del tribunal de justicia, donde todo ha quedado probado.