El ser humano es mucho más fuerte de lo que todos creemos. Estamos diseñados para soportar, sobrevivir, persistir y superar los más grandes desafíos incluso viviendo un infierno. Y estas fotografías son los ejemplos más claros de ello. Todos estamos diseñados así aunque no lo creas.